21.11.14

Horas extra y desempleo son moralmente incompatibles

El desempleo es dramático pero en parte mentiroso, no por parte de los trabajadores que sufren las condiciones de trabajo (como se dice a veces), sino por parte de los empresarios que saben como saltarse las normas para su beneficio personal.

No es el desempleo un problema sin solución sino un problema muy cómodo para las empresas que así pueden explotar mejor la energía laboral, pero también para personas que ganan sobresueldo con horas extraordinarias a veces no declaradas. Pero dentro de esa bolsa de horas trabajadas no declaradas se esconde también el abuso ilegal de contratos a tiempo parcial por parte de empresarios sin escrúpulos y bien asesorados por malos asesores, que en realidad se convierten desde el primer día en contratos a tiempo completo de los que se cotiza solo una parte. Siempre sale perdiendo el trabajador aunque no siempre se de cuenta en el acto, sino con los años.

Si como dice el PSOE cada semana se hacen10 millones de horas extra, esto supone unos 300.000 puestos de trabajo encubiertos dentro de esta bolsa ilegal de trabajo. Ilegal y sobre todo amoral no por que hoy sea ilegal hacer horas extra si se declaran y con unas condiciones tasadas por ley, sino por que es una vergüenza que se hagan tantas horas extra por algunos trabajadores faltando el trabajo en España a otras cinco millones de personas.

En el cuadro adjunto vemos lo que bajaría el desempleo según comunidades. Y si gran parte de esas horas no se cotizan y por ellas no se crean esos 300.000 empleos, estamos hablando de una pérdida de 2.400 millones de euros de recaudación al año que se pierden.

Es explotación laboral, es abuso en la contratación, es falta de inspección de trabajo, es corrupción empresarial, es pobreza.
Publicar un comentario