Vuelve el comunismo, aunque casi no nos demos cuenta

El comunismo está otra vez de moda, aunque nadie se esté dando cuenta de ello. Ni incluso los propios comunistas modernos lo notan. Somos en algo comunistas cuando repartimos o compartimos o ayudamos o hacemos cooperativas pequeñas o grandes que ayuden a funcionar mejor. Incluso cuando provocamos la idea de que hay que trabajar más en equipo estamos haciendo un poco de comunismo. O cuando creemos que es bueno aumentar el tamaño del Estado -algo que lo apoyan muy pocos- o incluso la osadía de defender el aumentar los impuestos. De estos quedan ya muy pocos simplemente por que nos falta formación sobre los impuestos y sus usos.

Sobre los impuestos hay algo curioso, nadie quiere escuchar que se piense en aumentarlos pues todos piensan que van a tener que pagar más, ELLOS los primeros. Claro error. Aumentar los impuestos no debe ser necesariamente aumentarlos para ti. Incluso más que aumentarlos debemos hablar de modificarlos y de aprender a repartirlos y usarlos con respeto.

Y eso es también poner sobre la mesa el comunismo aunque nadie se atreva a decirlo con su nombre. Si, el comunismo suena fatal pues casi todos los comunistas lo hicieron muy mal y además se comportaron como unos viejos déspotas y violentos en muchos casos, además de dictadores en bastantes tiempos de gobierno. ¿Y aun así están de moda otra vez los comunistas? 

Para que no existan dudas ante algo muy complejo de ver con luz, la moda no es el comunismo libertario, que a veces suena con ruido. La moda es el comunismo "diferente" inevitable ante los abusos de los laboratorios laborales y económicos. Incluso es posible que ya nunca se llama comunismo, pero el final sería parecido, una debacle de las clases sociales, a costa de un abuso en sus divisiones. Incluso es posible que no lo notemos, peros será inevitable como no cambiemos con urgencia. Eso o la violencia social de los que no podrán soportar más permanecer tumbados sin los derechos que tenían sus padres.

Señales estas de que el resto de ideas económicas en este siglo XXI no están funcionando bien ante la sociedad. De que la sociedad globalizada necesita encontrar soluciones a sus problemas y nadie parece darse cuenta de que además con urgencia se necesita cambiar sistemas. Los socialistas huyen de escuchar que están cerca del comunismo del siglo XXI pero también buscan un reparto social más humano. Los comunistas se creen que con solo nombrar "a su bicha" ya es suficiente para resolver todo. Los liberales creen que el socialismo es una enfermedad y el comunismo la metástasis. ¿Por cierto, les había dicho que siempre hablo del comunismo del siglo XXI y no de aquel que se escribió en el siglo XIX?
Publicar un comentario