27.7.13

Análisis sociológico de la EPA en España


Existen variados análisis críticos de los datos de la EPA recién publicada (julio 2013), y después de haber estado en twitter dando la coba con los variados e interesantes gráficos que he publicado en otras ocasiones, creo que es conveniente aderezar los análisis con una muestra gráfica que resulta bastante elocuente.

Los ocupados han aumentado en 149.100 personas. Un dato bastante alentador. El problema, es que la mayoría del empleo creado es simple y llanamente hostelería, es decir un trabajo derivado del turismo y muy estacional:

Veremos que ocurre en el tercer y cuarto trimestre de 2013. Quizás esto sea un impulso que permita mejorar aun más la tendencia, que de momento sigue siendo de mejora paulatina, si bien en términos desestacionalizados seguimos destruyendo empleo; en términos interanuales:


Y en términos intertrimestrales:
Otro de los problema, es el alto grado de concentración geográfica del empleo generado:
Con gran peso en Baleares y Andalucía, zonas de gran uso turístico.
Además, la modalidad de los contratos en el empleo no solo son un reflejo del tipo de empleo generado, sino del futuro que nos espera:

Por otro lado, tenemos que fijarnos en el detalle de fondo, la población. En este trimestre se han creado 149.100 empleos, y ha bajado el paro en 225.000 personas. La diferencia en la evolución, es la caída en la población activa, de 76.100 personas. De ellas, 32.900 son personas que se han ido a la inactividad (han dejado de buscar empleo) y el resto, 43.200, es el reflejo de la caída de la población (emigración, sobre todo). 

En términos interanuales, estos datos abultan aun más. El número de ocupados ha caído en el último año en 633.500 personas. En cambio, el número de parados ha aumentado solo en 284.400 personas. La diferencia, de nueva, es la caída en la población activa. 349.100 personas menos. De ellas, 108.000 se han ido a la inactividad, y el resto, 241.000, es el reflejo de la caída en la población.

Pero si atendemos a la evolución de la población total por tramos de edad, el resultado asusta un poco más:
Un gran paquete de la población española menor de 40 años se ha ido del país, lo cual es muy problemático porque se supone que es la gente más preparada y la que debería dar el estímulo productivo y fomentar el cambio de modelo productivo de nuestro país. 

Y sin embargo, lo que estamos viendo, es un lento declive en la población en edad de trabajar de nuestro país, y con ello, un elemento muy negativo para que esto pueda levantar de manera consistente:

Un saludo a todos mis lector@s. Miguel Puente Ajovín - @caoticaeconomia

23.7.13

La diferencia entre lo que cuesta y se cobra en el trabajo


Imaginemos a un trabajador, casado y con un hijo, por el que la empresa pacta un total de sueldo en 14 pagas de 16.800 euros brutos anuales.  Unos 1.200 euros brutos mensuales en 14 pagas o 1.400 en 12 pagas.

La empresa tiene que pagar su parte a la Seguridad Social, desempleo, accidentes y FP, que representa un total de 497 euros adicionales por 12 meses. Es decir, a la empresa ese puesto de trabajo le sale por 22.764 euros año.

De los 16.800 euros brutos que cobra el trabajador tiene que pagar sus 1.075 euros a la Seguridad Social, desempleo y FP. Y por su situación personal (un hijo) debe pagar como IRPF un 9% del bruto, es decir otros 1.512 euros al año.

El sueldo neto que le queda es de 14.213 euros año. Que divididos en 14 pagas representan 1.015 euros netos al mes. Pero a la empresa le ha costado 1.626 euros al mes. Casi el 38% de lo que realmente cuesta un sueldo bajo, no llega a las manos del trabajador. En caso de sueldos altos, la diferencia es más elevada.

Habría otras fórmulas posibles. Ahora se apunta a que cada sujeto tenga que pagar sus impuestos, todos, y no que sea un sistema de reparto entre empresa y trabajador. Es un sistema que funcionaría si las empresas no quisieran con esto bajar los costes salariales, pues con la reforma no pagarían a los trabajadores lo que realmente cuesta hoy cada puesto de trabajo, así que mucho cuidado con los cantos de sirena que escondes nueces coconas y agusanadas.

14.7.13

Precio lógico y normal de una vivienda nueva en España 2013


La vivienda en España sigue sin estar al nivel lógico, lo que sigue provocando que no podamos salir de la crisis desde el factor que la desencadenó con más fuerza en España.

Quien tiene en su propiedad las viviendas vacías NO quiere bajar su precio, sean bancos o particulares, pues inmobiliarias ya no quedan. Todos creen que su precio actual es el correcto una vez que en estos años ya han bajado algunas viviendas unos porcentajes que varían bastante según calidades y procedencias o lugares dentro de algunas ciudades.

En Europa se entiende justo un precio de vivienda que se mueven entre 3,8 y 4 veces el sueldo bruto total de quien compra, una vez restadas la precio de la vivienda total (con impuestos), sus exenciones fiscales.

En la actualidad los españoles todavía tienen que dedicar unos 5,9 años (depende de zonas) de los sueldos medios para una vivienda media. Alejados pues de toda posibilidad de comparar con Europa. Pero recordemos que en el año 2007 llegamos en España a necesita 7,8 años para adquirir una vivienda nueva. A partir de este punto todo se hundió por lógica conocida por todos.

Sobre un sueldo medio de unas 23.000 euros al año nos tendríamos que mover en viviendas que tuvieran un precio como nuevas entre los 85.000 € y los 95.000 €. Precios que nos siguen pareciendo imposibles de alcanzar en este mercado que no se quiere mover. De momento.

¿Pero cuanto cuesta fabricar, construir una vivienda nueva? Una buena pregunta que necesita de un constructor que nos la puede responder. Pues entre los 700 € y los 850 € por metro cuadrado más el terreno. Una vivienda cuesta igual (de construir) en un pueblo de Albacete o Teruel que en el centro de Madrid o Zaragoza. Cambia de cara al precio final el valor del suelo. Y las viviendas que salen con arreglo al total de superficie a construir.

Al constructor pues, hoy, le puede costar una vivienda de 90 metros entre 60.000 y 80.000 euros depende de terminaciones y calidades. El suelo de la vivienda en un edificio de bloques puede salir entre 4.000 y 10.000 euros más. El margen comercial podríamos estar hablando entre 6.500 y 18.000 euros. Los impuestos añadidos podrían llegar entre 6.000 y 10.000 euros, cifras a peso. Sumemos ahora.

El precio podría moverse entre 80.000 y 120.000 euros de precio final. ¿Existen viviendas nuevas en capitales de provincia, de 90 metros cuadrados y por ese precio? No. Así que incluso sin mover los costes actuales de todo lo que interviene en la construcción de una vivienda, es posible ponerlas en mercado a unos precios muy distintos a los actuales.

Nota.: Efectivamente cuando hablo del precio del suelo no me estoy refiriendo a las calles principales de las más grandes ciudades de España. Me refiero a barrios normales de ciudades hasta 700.000 habitantes.

10.7.13

El FMI nos vuelve a asustar. Otro poco más


El Fondo Monetario Internacional publicaba ayer las nuevas previsiones de crecimiento para 2013 y 2014. Los datos para España son chungas. Sí, otra vez.
En otras ocasiones ya he destacado que estas previsiones no hay que tomarlas como una visión de un futuro incierto, pero eso no quita que no sean interesantes por dos razones:
La primera es el signo del cambio en la previsión. Puede que el FMI no acierte en sus previsiones, pero sí que es cierto que al menos intentan fundamentarlas en hechos económicos y que, por tanto, la evolución de las mismas es una variable cuantitativa del aumento o disminución de la confianza en el crecimiento de un país.
Así, si en abril estimaban que España crecería un 0,7% en 2014, ahora estiman un crecimiento nulo del 0,0%. Ni acertaron en abril ni acertarán ahora (y si lo hacen será por suerte). Lo tristemente importante para nosotros es el hecho de que hayan bajado la expectativa de crecimiento, mostrando aun unas grandes reservas sobre la economía española.
La segunda es el sesgo político. El FMI no es solo un servicio de estudios, y está claro que estas previsiones también tienen un sesgo para intentar cambiar el programa político (mirad hacia donde vais, ¡actuad!).
Captura de pantalla 2013-07-10 a las 10.59.22
La disminución en el crecimiento es generalizada para todos los países (que caen entre 0,2 y 0,3 puntos. Y esto se debe a la inestabilidad creciente que hemos estado padeciendo estos últimos meses. Si bien muchos datos siguen apuntando hacia la recuperación, la inseguridad no se aleja.
El petróleo está a punto de rozar los 105$ el barril. Hace poco más de dos semanas estaba a 93$, así que la subida es bastante notable. Egipto y sus problemas parecen estar llevándose parte de la culpa, aunque el ascenso ya empezó antes.
Hoy China anuncia que sus exportaciones cayeron un 3,1% en junio con respecto al año pasado. Centradas sobre todo en una caída de las exportaciones a EEUU y Europa de 5,4% y 8,3% respectivamente. China parece estar contagiándose sobre todo de la caída en el consumo e inversión de una Europa (aunque habría que coger todo occidente) de capa caída. Con una espiral de menores importaciones (derivadas de una devaluación basada en bajar salarios y consumo) tendremos una ralentización del comercio y el crecimiento de la economía se resentirá.
Así, el FMI reduce en 0,8 puntos las importaciones de los países desarrollados y baja en 0,2 puntos las de los países emergentes para 2013.
España se va a beneficiar de un buen verano (porque la gente no va a ir a Egipto de vacaciones), pero parece que la vuelta al cole va a ser más difícil de lo que el gobierno español se espera.

Miguel Puente Ajovín @caoticaeconomia

El ejemplo del precio del cordero, para entender los mercados


Como todos los veranos, estamos asistiendo a una subida encubierta de ciertos precios de consumo, sobre todo de alimentación y consumo de bajo precio, amparándose en que en estos meses se consume de diferente manera, en distintos lugares y se pierden referencias de los supermercados conocidos.

Pero la realidad económica en los países de Europa con más crisis es persistente en sentido contrario. La deflación está siendo provocada como una devaluación monetaria encubierta que al pertenecer a una moneda única no se puede hacer. La lógica de mercado nos llevará a unos meses de otoño duros en donde los precios tendrán que volver a bajar. Pero ya los comerciantes se están acostumbrando a un cambio constante de precios, según día de la semana o según temporada del año, con independencia del tipo de producto y de su llegada al mercado.

Es lógico entender que una cerezas en noviembre sean caras. Pero no lo parece que una lata de sardinas o una botella de vino fluctúe en las estanterías como si fuera un valor de Bolsa.

La deflación es mala pero parece inevitable en una situación de un gran desempleo, con bajadas altas de los sueldos, con un consumo interno muy bajo en ciertos productos. Por eso se intenta desde los gobiernos que no exista aunque a la vez se intenta también que los sueldos bajen para ser más competitivos. Un encaje de bolillos complicado pero posible, jugando con los productos que tienen importancia en las índices del IPC y que no dependen tanto de lo que puede hacer el consumidor para defenderse. No comprar.

Esta es la gran arma que tenemos los consumidores. No comprar. Si algo está subiendo por encima de la lógica de mercado, lo que hay que hacer es NO comprarlo. El ejemplo del cordero nos sirve perfectamente. Subió por que resultaba (decían) imposible ponerlo a un precio menor, hasta números tan altos que bajó el consumo brutalmente. Curiosamente las mismas estanterías que lo ponían hace un año a 16 euros el kilo hoy se puede encontrar a 7 euros en tajo único. Bajada alta pero necesaria si se quiere vivir de criar y comercializar corderos, hoy. La bajada de precio tiene dos componentes. La gran bajada en el consumo y la adaptación en la forma de comercializarse hacia productos que aprovechan más el total. De eso Mercadona sabe mucho.

9.7.13

Confianza empresarial en España. Verano 2013


Otro trimestre más de esta crisis de larga duración nos encontramos con el indicador de confianza económica, indicador sacado tras preguntar a los empresarios españoles como les ha ido en el trimestre anterior y como esperan que sea el siguiente trimestre.
Siguiendo la metodología del Markit en la elaboración del índice (si bien es homólogo al índice del INE, solo hay que sumar 100 y dividir por dos), nos encontramos con lo siguiente:
Captura de pantalla 2013-07-09 a las 09.07.14
Lo que vemos (en la línea azul, que representa las expectativas) es una mejora de la confianza empresarial sobre la situación económica. Como el indicador está por debajo de 50, la confianza sigue siendo muy baja. Esto podemos verlo porque solo el 10,9% de los empresarios creen que les irá bien (pero mejora porque en el anterior trimestre fue tan solo el 8,3%). El número de empresarios que tienen expectativas negativas también cae, desde el 47% al 44%.
Parte de esta mejora en las expectativas se debe a que la situación de los dos últimos trimestres ha sido mejor de lo esperado (línea roja por encima de la azul).
En definitiva, parece que la confianza empresarial va, tímidamente, mejorando, pero queda un largo trecho hasta que veamos cifras consistentes con una expansión económica.

8.7.13

España va mejor ¿mejor que el caos? ¿cuanto queda para ir bien?


Dice hoy nuestro Mariano Rajoy que España todavía no va bien. Tiene razón. Los desequilibrios económicos son enormes, el crecimiento sigue siendo negativo, el desempleo sigue aumentando y el crédito sigue cayendo a tasas record.
Para matizarlo todo e intentar despertar el aura de la esperanza en la sociedad, dice que, en cambio: España sí que va mejor. Ir mejor, en el lenguaje de Rajoy, significa que están colocadas las piezas para que, en poco tiempo, pueda decir que España va bien.
Siendo honesto, Rajoy tiene buenos datos en los que basar sus afirmaciones. El problema, como todo, es que el análisis completo y los eslóganes de tres palabras son cosas que no mezclan muy bien.
Hacer estimaciones siempre es peligroso. Aun así, instituciones económicas, bancos y, también, un servidor, padecemos esa necesidad imperiosa de jugar a futurólogos. No es realmente un problema de los economistas el que quieran pronosticar el futuro y, eventualmente, se muestren erróneos en sus previsiones. Creo que es algo simplemente humano: Poder entrever los problemas que pueden llegar o intentar estar siempre un paso por delante del resto (quizá sea mera supervivencia). El hecho de que los economistas hagan pronósticos sobre economía se debe, simplemente, a su condición de humanos, y a que la información que manejan es la económica.
Si hacer previsiones es peligroso, anunciarlas desde el estrado y la categoría de presidente de gobierno lo es aun más. Pero Rajoy no le teme a nada.
Un tío en la cárcel dice que tiene papeles que podrían hacer caer a un gobierno pero, ¿y? La sociedad del TT y de las manifestaciones vacías saben que no puede ocurrir nada.  Que lo mejor que podemos hacer es mirar la oscuridad del mundo e intentar hacer humor con ello.
No me malinterpreten, no está del todo mal. En esta vida lo mejor que uno puede hacer es intentar ver el lado gracioso de las cosas. La ironía misma de la injusticia natural (concepto raro porque mezcla la subjetividad de lo que es justo con la objetividad de lo que es, la naturaleza, entendida en sentido amplio como la existencia).
Mi excel me permite prever que el empleo empezará a aumentar en febrero de 2014. Pero para ello tengo que hacer funcionar uno de los conceptos más importantes de los economistas (y también el mismo que hace que el 90% de las veces estas previsiones no funcionen). Invocando al dios Ceteris Paribus uno puede hacer verdaderos trucos de magia. También es el escudo de los economistas (por eso nos gusta tanto), ya que si no se cumple nuestra previsión siempre se puede decir que “cambiaron ciertos patrones que no debían haber cambiado”. Una tontería supina, claro. ¿Qué valor puede tener una previsión que no tiene en cuenta que lo que la rodea puede cambiar?
Pero no hay que ponerse negativo. Hacer previsiones funestas y catastrofistas no van a ayudar a lo que muchos creo que quieren conseguir. Seguir anunciando a los cuatro vientos que Rajoy es incapaz de crear empleo como único leitmotiv de tu mensaje político tiene un riesgo bastante alto. ¿Qué pasa si, al final, sí se crea empleo?
La democracia tiene ciertos problemas, y uno de ellos es que la gente olvida rápido. La gente no vota estratégicamente, con la cabeza, y quizás tampoco con el corazón (siempre quedas las tripas). Y como no hay nada como bajar hasta el cero para que todo crecimiento sea infinito en términos relativos, estoy bastante seguro de que tenemos gobierno del PP como mínimo para unos seis años más. La duda es si tendrá que pactar con UPyD en las siguientes. Pero ¿lo ven?, ya estoy volviendo a mirar por la bola de cristal.
Lo único que quiero decir es que la oposición lo está haciendo rematadamente mal. Y por oposición me refiero a toda, no sola la política. Pero claro, siempre te queda preguntarte ¿es que se puede hacer algo más? ¿Sacamos los tanques ya para sacar a Rajoy de la poltrona?
Hay que tener mucho cuidado con según qué mensajes, pues pueden llevar, no a equívocos (pues algunos están claramente intencionados), sino a situaciones que muchos no preverían (por no querer jugar con sus bolas, y que mal ha sonado eso).
Y sobre el devenir del mundo, me gusta destacar la siguiente cita de (creo) Alan Moore, no diré que esté al 100% de acuerdo con ella, pero es un buen punto de partida a la hora de hablar del desastre en el que nos encontramos:
“Lo principal que aprendí de la teoría de conspiración es que los conspiracionistas en realidad creen en una conspiración porque es más confortante. La verdad del mundo es que es caótico. La verdad es que no son los banqueros judíos, los extraterrestres grises y los reptiloides de 4 metros de otra dimensión los que están en control. La verdad es aún más atemorizante, no hay nadie en control.”

5.7.13

Ser mileurista es ya un gran premio en España


En la España de 2012 un total de 7.454.224 españoles han declarado que ganan menos de 12.000 euros brutos al año. Si sacamos el neto de estos sueldos y lo dividimos por las teóricas 14 pagas nos quedan unos sueldos míseros, muy por debajo de llegar a ser mileurista. Son datos de la Agencia tributaria, y representan casi el 40% del total de 19,4 millones de españoles que declaran como IRPF.

Ser mileurista es ya un gran premio en España.

No llegan a 13 millones sobre los 19,4 millones del total los que ganan hasta 21.000 euros brutos al año, es decir hasta como mucho los 1.100 euros netos al mes en 14 pagas. Y aun así insisten en que España debe bajar sus sueldos par ser competitiva. ¿Hacia donde quieren que vayamos?