29.4.13

El desempleo juvenil en España es falso. Pero sigue siendo un drama

Mientras Esperanza Aguirre con toda su buena fe —que es la que es— nos dice que cuando los jóvenes se van hasta Europa a trabajar crean un factor positivo para nuestra economía, otros insistimos hasta donde no sabemos más, que los jóvenes desempleados en España —dice la EPA que en un número superior al 57%— es un drama que pagaremos caro. Si es cierto.

Para estar desempleado no basta con NO tener empleo, hay que desearlo y buscarlo activamente. Los jóvenes entre 16 y 24 años que buscan activamente empleo no son el 57% de los jóvenes de esta edad. Hay que restar los jóvenes que todavía están estudiando a esa edad y que NO son considerados activos por la EPA pero tampoco son parados y hay que descontar el número de jóvenes que NO estudian pero que tampoco buscan trabajo.

Aun así la cifra es tremenda y vergonzosa para un país moderno. Creo que está más cercana la cifra sobre un 32% de la población entre 16 y 24 años que SI busca trabajo. Es decir —según mis cálculos— uno de cada tres jóvenes que SI buscan empleo no lo encuentran ni saben cuando lo encontrarán. Les hemos cortado el futuro y sus necesidades vitales de crecer.

El número de jóvenes que se van de España no es alto. Todavía. Pero lo malo es que son personas de gran calidad humana y formativa. Solo se van los mejores, los más preparados, los más emprendedores, los más osados, los que no tienen miedo al cambio. En Europa no se quedan los parados españoles, no se quedan los tímidos, los que no quieren aprender, los que no tienen empatía con las personas de su entorno, los que no saben trabajar en equipo. Y esto es lo grave. Los que se van son los mejores.

Por cada 1.000 euros de sueldo que les paguen en otros países, crean una riqueza muy superior que se reparten entre sus puestos de trabajo, impuestos, consumos, etc. Lógico. Por eso las palabras de la Esperanza no las entiendo y mucho menos, creo, si intentará explicarlas ella misma.

La riqueza de los países y de sus sociedades se miden con varios parámetros que no son muchos. Uno de los más importantes es el número de habitantes, su calidad humana y productiva, su capacidad para generar riqueza. Si a un país le restamos habitantes y además elegimos que sean los mejores y más jóvenes, estamos empobreciendo al país. Un país más vacío, sin jóvenes suficientes, sin formación profesional a la altura de sus vecinos, está condenado al empobrecimiento. Esto es elemental, mi querida Esperanza.

27.4.13

Tras el Consejo de Ministros, hay que opinar

Observando la rueda de prensa del Consejo de Ministros de ayer y evaluando la evolución de la diatriba política de los políticos europeos, a uno se le queda un regustillo amargo. Por un lado, parece cada vez más claro que la austeridad deja de ser el marco desde el que se observa y estructura todo progreso económico.
Sí, es cierto, ni Rajoy, ni Merkel, ni incluso el FMI han dicho de manera rotunda que la austeridad ha sido un fracaso y que van a dejar de golpe de apostar al rojo, pero eso era algo esperable.
Si te has pegado más de cuatro años defendiendo una idea, es difícil que de golpe cambies de opinión y te contradigas a ti mismo, porque sería tanto como decir que previamente te habías equivocado, y ya sabemos que a los políticos no les gusta decir esa clase de cosas.
Por el contrario, dicen que la austeridad sigue siendo necesaria, pero la clave está en el camino que abren, y en lo que hacen, como siempre, y no en lo que dicen.
Este año, 2013, se seguirá reduciendo el empleo público, seguirá bajando la inversión y el consumo público y aumentará la recaudación vía ingresos de IRPF e IVA (sobre todo este último). Pero, al menos desde lo visto en la rueda de ayer, totalmente descafeinada y sin ningún tipo de estructura reformista de calado, no se entrevén medidas potentes que puedan dinamitar la economía española.

24.4.13

Activos y pasivos de las administraciones públicas

La semana pasada el Banco de España publicó los datos sobre los activos y pasivos financieros de los sectores institucionales hasta el año 2012. Hace un mes analicé la evolución de los ingresos y gastos, que a su vez determina la evolución del endeudamiento neto de cada sector (esto es, la evolución de los activos netos = activos – pasivos).

Lo que quiero hoy es atender a la evolución de los activos y pasivos directamente, teniendo en cuenta un aspecto fundamental:
La evolución no es exactamente similar, ya que la forma en la que se contabiliza la deuda pública para el protocolo de deuda excesiva no da cuenta de toda la deuda existente.

Así, todo aumento de deuda (o pasivos financieros) que sea destinada a aumentar los activos financieros, no cuenta en la deuda PDE. Lo que cuenta, en primer lugar, es, por tanto, la deuda financiera neta.
En segundo lugar las deudas que se tienen entre administraciones públicas no cuentan Como tampoco cuentan las deudas contraídas mediante créditos comerciales (o algunos no comerciales).
Esto hace que el aumento de deuda neta real no sea del 10,6% sobre el PIB que muestra el déficit, sino del 10,75%, bueno bueno, no hay mucha diferencia.
Si miramos a la deuda total, no a la neta, esta aumenta en un 22,24% sobre el PIB.


Veamos un gráfico con la evolución de la deuda pública.
Captura de pantalla 2013-04-24 a las 15.34.08
Como vemos, el endeudamiento público batió records históricos, sin embargo, todo este endeudamiento no fue para gastos públicos, por lo que no todo contó como déficit, sino que fue para aumentar los activos financieros.

El aumento de la deuda bruta se centró sobre todo en el aumento de prestamos a largo plazo, que pasaron de 125.455 millones a 313.520 millones.

Sin embargo, nuestros activos también aumentaron ya que pasamos a prestar a largo plazo de 64.611 millones a prestar 175.652 millones. El resto de cuentas también varían pero tienen mucho menos.
En concreto, la deuda neta aumentó (o los activos netos bajaron) en 112.951 millones, hasta alcanzar los 640.979 millones. La Deuda según el PDE, aumentó en 147.405 millones, hasta los 883.873 millones.

23.4.13

Respuestas de un gerente empresarial ante la crisis


Nicolás Mediavilla, director gerente de Ascensores Fain responde a dos preguntas clásicas ante esta crisis actual. Sus respuestas también son clásicas, pero tal vez en esto esté la clave; todos nos esforzamos en decir a grito pelado cuales son los problemas y también cuales las posibles primeras soluciones.

P. ¿Cuáles son las perspectivas de futuro para España? ¿La recuperación de la crisis va para largo?
R. Lo que estamos viviendo ahora mismo, creo yo, en realidad no es una crisis, es un cambio de la realidad. La economía española estaba basada en el turismo y la construcción. El turismo sigue tal y como estaba, pero a la construcción la han barrido y no se va a recuperar, porque hay un montón de viviendas vacías y pendientes de salir, y que no van a salir porque nadie las va a comprar. La población española está cayendo, y si antes de la burbuja ya sobraban viviendas, pues ahora sobran más. Y creo que va para largo, para muy largo. Yo calculo unos 15 años o más, porque, lo que es peor, no se está haciendo nada para solucionarlo: no se está creando industria, no se están creando servicios adicionales, no hay alternativa alguna para absorber todo ese paro. Así que probablemente sigamos así durante muchos años. 

P. ¿Y cómo se sale de eso?
R. Creo que las empresas pequeñas y medianas tenemos que salir al extranjero y que sea toda esa parte internacional la que vaya tirando de los proveedores españoles y creando trabajo. Pero este no es un proceso de uno, dos o cinco años; es un proceso muy largo que tendremos que ir viviéndolo poco a poco. Además, la gente tiene que aprender a ser más flexible, aprendiendo idiomas y a vivir fuera, lo cual sin duda enriquecerá la cultura de las personas y las dará una visión más abierta al mundo.

P.D.: Ambas preguntas son parte de una entrevista en la sección "Negocios" de El País del día 21 de abril de 2013

16.4.13

El FMI no le deja tiempo al PP para resolver la situación económica en España

Las previsiones para España que nos manda como un recado hoy el FMI son demoledoras. Previsibles pues desde algunas fuentes económicas españolas ya se habían señalado y desde este mismo blog ya se indicaba que estábamos peor de lo que se decía públicamente, pero ahora es el FMI el que no tiene piedad y nos da un cantazo en los morros.

El desempleo llegaría al 27% en este 2013 y estará en el 26,5% en el año 2014. Peor que estábamos en el año 2011 y 2012.
El PIB bajará en esta recesión del año 2013 hasta el -1,6 lo que supone una patada dura en la producción y en las posibles salidas a la crisis. Que suba al 0,7 en el año 2014 es una apreciación complicada de cumplir si partimos de una recesión del -1,6.
Sobre el déficit público es benevolente el FMI si hacemos caso a las cifras anteriores. Será complicado mantenernos en el -6,9 para el 2014 y estar en el -6,6 en este 2013, excepto que los recortes sean mayores (que lo tendrán que ser) pues los ingresos también serán bastante menores.
La deuda pública por efecto de todo esto y de los intereses que tenemos que ir pagando por ella aumentará hasta el 97,6% del PIB, pero siempre partiendo desde un 84,1% actual según las contabilidades oficiales.

No se mejoran los números sino que empeoran profundamente. Y el empleo no se puede crear con crecimientos negativos o levemente positivos. Es decir entraremos en el año 2015 con más desempleados que hoy. Año por cierto en el que hay elecciones locales, autonómicas y generales. Se le acaba el sueño a Rajoy y al PP de lograr enderezar la situación económica antes de las próximas elecciones.
Y España sin respirar, sin encontrar norte ni líder que sepa sacarnos de este grave atolladero. Jope.

14.4.13

Gráficos del reloj de ciclo económico

Viajando por internet en busca de ideas y soluciones vi un gráfico interesante en ZeroHedge. Es una tontería bien curiosa que todavía no había probado a emular para el caso español. Se trata del reloj del ciclo (Business cycle clock).

Lo que se hace es bastante simple. Se traza un gráfico. Cada punto representa el crecimiento en el PIB de una cierta economía. En el eje horizontal ponemos el la tasa de crecimiento (en mi caso he elegido la de la media móvil para que quede todo más suavizado). En el eje vertical la aceleración del crecimiento (que no es más que el aumento en la tasa de crecimiento de un trimestre con respecto al anterior). Así, si en el primer trimestre hemos crecido un 1% y en el segundo un 1,5%, el crecimiento será de 1,5% (eje horizontal) y la aceleración de 0,5% (eje vertical).

Lo interesante es clasificar la fase del ciclo según el par de datos que se obtenga. Si estamos creciendo, y cada vez más (la tasa se acelera) estamos en expansión (primer cuadrante). Si crecemos (pero cada vez menos) estamos en fase de ralentización (segundo cuadrante). Si decrecemos y cada vez decrecemos más, estamos en recesión (tercer cuadrante). Si decrecemos, pero cada vez menos, estamos en fase de recuperación (cuarto cuadrante).
Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.07.11La economía no tiene por qué estar dando vueltas continuamente. Puede trazar círculos en una fase de crecimiento (entre expansión o ralentización) o decrecimiento (entre recesión o recuperación) o entrar en una crisis y trazar el arco completo.

¿Dónde estamos ahora? Echemos un vistazo.

España

Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.19.54
Como vemos, en 2007 entramos en proceso de ralentización, en 2008 entramos en recesión (tened en cuenta que como estamos viendo variables en media móvil, el último punto de cada año nos informa del crecimiento medio del mismo año), en 2009 entramos en periodo de recuperación, en 2010 estábamos ya en expansión (pequeña, pero expansión), en 2011 de nuevo en ralentización y en 2012 de nuevo en recesión. La verdad es que es el gráfico más bonito (y tétrico) de todos. Se espera que 2013 acabe en el cuarto cuadrante, es decir, en recuperación.
Ahora bien, esto nos hace ver una cosa que llevo diciendo tiempo. Una cosa es la recuperación y el crecimiento económico estables (que se daría cuando la producción se estabilice en torno al primer y segundo cuadrante) y otra cosa es la recuperación del ciclo. ¿Por qué digo esto? Por que por mucha recuperación que estemos viendo, si no hay un sustrato detrás que ampare verdaderamente el crecimiento económico estable, este va a ser tan endeble que no durará mucho. Es lo que nos pasó en 2010 y 2011. Se empezó a ver la luz al final del túnel, pero era un espejismo, puesto que aun quedaba mucho por hacer.
A día de hoy las tasas de varios indicadores adelantados ya están en el cuarto cuadrante. Es decir, si bien muestran que la economía sigue cayendo, muestran que lo hace cada vez menos. ¿Significa eso que estamos en plena recuperación? En parte sí, claro, puesto que es como, en parte, definimos a la recuperación. ¿Significa eso que estamos a punto de poder olvidarnos del dolor de una crisis que sigue teniendo raíces enquistadas en nuestro sistema productivo y económico? Ni mucho menos.
Y siempre hay que tener cuidado, puesto que nadie dice que no pueda haber una tercera vuelta y volver a pasar por el mismo ciclo de nuevo.

Veamos ahora otros casos.
Francia, un poco más tarde que nosotros, también parece volver a entrar en recesión, al menos en 2013 es muy probable que lo haga.
 Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.19.33
Alemania sigue en periodo de ralentización, y quizás alcance o quizás no la recesión. Ha conseguido quitarse en parte su dependencia exportadora del resto de países de Europa, así que en parte tiene vía libre.
Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.27.05
Italia también está en recesión, si bien parece que va a entrar en un periodo de recuperación describiendo un arco más corto en la primera crisis.
 Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.20.25
Portugal, más de lo mismo, recesión a punto de entrar en recuperación.
Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.20.57
Reino Unido, como Alemania, está ahí ahí. De momento sigue sin entrar en recesión.
Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.21.26
Los Estados Unidos también se han visto afectados por esta segunda crisis, pero no entraron en una segunda recesión. Del periodo de ralentización volvieron a la expansión, y ahora parecen volver a la ralentización.
Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.22.02
Japón, sorteó la recesión durante algunos trimestres, pero en la comparación año a año no la llegó a tocar (acabó 2010 en ralentización y 2011 en expansión), pero ahora está de nuevo entrando en proceso de ralentización.
 Captura de pantalla 2013-04-11 a las 17.22.31
Podemos establecer en qué punto están actualmente los países que ofrecen los datos del Eurostat.

Fase expansiva: Japón, Suecia, Malta, Suiza, Luxemburgo.
Fase de ralentización: Letonia, Lituania, Estonia, Noruega, Estados Unidos, Polonia, Eslovaquia, Islandia, Irlanda, Rumania, Alemania, Austria, Bulgaria, Reino Unido, Francia.
Fase de recesión: Bélgica, Finlandia, Dinamarca, Países Bajos, República Checa, España, Hungría, Croacia, Eslovenia, Italia, Chipre, Portugal.
Fase de recuperación: Ninguno, aun…

También debo remarcar que estas definiciones no son las mismas que las ortodoxas, donde recesión es igual a dos trimestres consecutivos mostrando decrecimiento. Aunque obviamente son conceptos que se retroalimentan. Por último aquí tenéis una web de la OCDE mostrando también estos gráficos.

10.4.13

Nos deja Sampedro, pero siguen sus ideas y escritos, por muchos años

Me enteré ayer de la muerte de José Luis Sampedro mientras gozaba de Córdoba. Mi hijo me llamó y cuando me dijo por teléfono que se había muerto San Pedro pensé en el Papa, lo juro; ¿qué San Pedro?, le pregunté. No me lo quería creer, aunque sus años de edad anunciaban lo inevitable desde hacía un tiempo largo, pero su pensamiento era vivo, actual, joven.

Estaba ensimismado con las puertas árabes del exterior de la mezquita de Córdoba y la información me paró en seco el pensamiento gozoso, para pasar a agradecerle a Sampedro donde estuviera, lo bien que supo explicar las pequeñas verdades de la economía abusadora.

Sus escritos son oasis, charcos de dulce agua en los desiertos de las mentiras. Cada vez estoy más convencido de que la edad le sienta muy bien a las ideas, tal vez por que representan otros tiempos más sencillos y humanos.

El humanismo de Sampedro es como una flor en la España jodida, una voz suave que sabe decir las verdades sin gritar ni levantar el tono. Le falto escribir sobre esta lucidez, este milagro. Conseguir que se le escuchara sin levantar la voz.

4.4.13

Algunos datos sobre empleo y desempleo

Nuestro desempleo no es lineal ni entre territorios,  edades o sectores. Analizando algunas variables se puede ver como incluso 5 años después de comenzada la crisis, las variaciones de empleo afectan en desigual forma a distintos sectores, lo que sirve para ayudar a ver soluciones, a tener que incidir también de distinta manera según sectores.

En el último año (marzo 2012 a mazo 2013) el desempleo ha crecido un 10,89% en el sector servicios, en concreto en 307.038 personas. Ha crecido en agricultura un 27,42% en otras 46.153 personas desempleadas nuevas. Ha bajado el desempleo en Construcción (normal pues el gran ajuste se produjo hace un tiempo) en un 6,04% reduciendo el desempleo en 48.917 personas. Y baja más ligeramente el empleo en industria que pierde el empleo en un 2,63% subiendo con 14.205 más desempleados.
En enero del año 2009 teníamos 442.682 desempleados en el sector industria.
En enero del año 2009 teníamos 1.936.296 desempleados en el sector servicios.
En marzo del año 2013 tenemos 554.037 desempleados en el sector industria.
En marzo del año 2013 tenemos 3.126.440 desempleados en el sector servicios.
El 62% de nuestro desempleo actual proviene del sector servicios y por ello la gran movilidad en periodos determinados por el turismo. El 11% del desempleo viene del sector industria.
Veamos ahora algunos datos de empleo. Ojo, que no son comparables los de empleo y los de desempleo, pues muchas veces perder o ganar empleo no supone aumentar o bajar en desempleo, pues hay otros factores que hacen cambiar los datos, como cambios entre sectores, inmigración y emigración, etc.
En sector industria marzo 2013 teníamos en España 2.020.200 trabajadores.
En sector industria enero 2009 teníamos en España 2.513.800 trabajadores.
En sector servicios marzo 2013 teníamos en España 12.040.700 trabajadores.
En sector servicios enero 2009 teníamos en España 12.581.700 trabajadores.
Pero si miramos más hacia atrás, nos vamos al mes de enero del año 2007, poco antes de que comenzara la crisis brutal que nos afecta, los datos son muy distintos.
En sector industria enero 2007 teníamos en España 2.686.900 trabajadores.
En sector servicios enero 2007 teníamos en España 12.397.600 trabajadores.
En estos seis últimos años hemos perdido un 25% de empleo en el sector industrial, un malísimo dato. En el mismo periodo de tiempo hemos perdido un 3% en el sector servicios.
Incluso si nos basamos en datos desde enero del año 2004, el sector servicios ha pasado de los 10.680.800 trabajadores cotizando a la Seguridad Social a los actuales  12.040.700 trabajadores. Ha aumentado el empleo en el sector servicios un 12,7% en estos últimos 9 años. Nos vamos convirtiendo cada vez más en un país sin industria suficiente, con un sector servicios que crece, un sector agricultura que se mantiene y un sector construcción que ha bajado casi a una tercera parte (a un 37,7%) desde su punto más alto en el verano del año 2007.