A quien engañan (o desearían engañar) con el déficit?

Yo no sé qué es, pero se nos va el pensamiento hacia la otra orilla soñando con el déficit. Bueno, sí sé que nos sucede a todos. Es lo que pasa cuando mezclas ideología y normativa económica. Es lo que pasa cuando intentas manipular a la gente con variables sin explicar muy bien cómo funcionan las cosas, que al final te lías tu mismo y te enredas en problemas de difícil solución.

Resulta que ahora Europa está pensando que parte de la inversión pública no compute en los criterios de ajuste del déficit en un plan que, parece ser, no incluiría a España (no vaya a ser que nos de por crecer…, cuidado con que algunos países periféricos sean capaces de resolver ellos solos sus crisis).

Es decir, que primero imponemos un objetivo ficticio del 3% sobre un déficit público. Cifra que representa la estupidez humana en terreno institucional, pues ni se basa en criterios económicos ni matemáticos. Es un 3% como podría haber sido un 2% o un 4% o un 3,1416% (que ya puestos quedaría mejor). ¿Para que se impone? Pues para obligar a los países a tener severos ajustes.

Fíjense bien que el objetivo: lo que ellos dicen que es lo ideal, es un déficit del 3%. ¿Qué narices? ¿Por qué no superávit? Lo importante no es la cifra, lo importante es que esté por debajo del déficit que se va a obtener, de forma que siempre sean necesarios más ajustes. Es la zanahoria que tira del carro, da igual a qué distancia esté del burro mientras sea inalcanzable.

El caso es que una vez que se estudió empíricamente y racionalmente que el que baje la inversión pública, el consumo público y las prestaciones públicas no hacen sino fastidiar aun más la economía… ¿aumentan el objetivo de déficit? No. ¿Para qué? Mucho mejor. Que no compute.

Pero vamos a ver, alma de cántaro, benditos míos. Europa, qué es ¿que estás tonta? El déficit es el déficit. El déficit es la diferencia entre ingresos y gastos. El déficit no es lo que tú quieras considerar. ¿Por qué no, en vez de imponer una cifra matemática, y ajustar la consideración del déficit en base a esta, creando un déficit ficticio que no dice nada, atendemos al déficit real, y modificamos el objetivo? ¿Qué pasa? ¿que esa inversión pública no se tiene que financiar? ¿Qué es especial?

Si consideran, como yo hago, que la inversión pública puede hacer mucho por la economía, pues que la incentiven desde Europa. Que dejen de imponer un X% de déficit pero sin considerar Y o Z o Q.

En 2012 ya hicieron lo mismo con las transferencias de capital a los bancos. No contarán, pero el reflejo en la economía sí lo hacen. ¿Y por qué demonios ayudar a los bancos no debe contar para el ajuste del sector público y ayudar a las familias sí? ¿No son ambas políticas necesarias? ¿O es que simplemente el objetivo es bajar el peso del sector público sin que esto interfiera en el propio sistema financiero?

Tonterías. Ficción tras ficción para envolver a la economía real en un halo de discurso político vacuo y datos manipulados. También en asuntos complicados siguen queriendo manipular y engañar. ¿Pero a quien?, los que no los entienden de economía no se engañan pues no lo comprenden. Y los que lo comprenden ya se dan cuenta que les están engañando.
Publicar un comentario