Sabemos (creemos) a qué precio se van a tasar las viviendas para el Banco Malo

Estamos a pocas fechas de saber a qué precio se van a tasar los activos inmobiliarios que desde los Bancos Heridos van a ir a parar al Banco Malo. Este decisión es muy importante para lograr que esta decisión sirva para algo o se quede en papel mojado. Si se rebajan mucho de precio, los Bancos Heridos sufrirán mucho, pero si se rebaja poco el Banco Malo será un fracaso al que no se seará entrar ninguna empresa privada, pues además de no ser negocio, será simplemente un cementerio de viviendas sin salida.

Pero tenemos algunos datos. Veamos si luego se confirman o no.

Según un concepto que hasta ahora se ha empleado menos de lo que se debería, que es la ubicación del inmueble, de la vivienda o el local, la horquilla de rebaja del precio varía considerablemente. Incluso se sabe que lo hará todavía más a la hora de poder vender finalmente estos activos a los futuros compradores. Se acabó definitivamente que una vivienda renga un precio parecido con independencia del lugar de construcción.

Una vivienda nueva se moverá en un recorte de precio mínimo del 31% que puede llagar hasta el 63% según su localización.

Una vivienda usada se moverán los recortes de precio entre un 23% para las mejor consideradas hasta un 59% para las alejadas o situadas en zonas con problemas de diverso índole económico.

Los locales verán menguada su tasación entre un 24% y un 55%.

Las urbanizaciones en construcción verán minorados sus precios finales entre un 40% y un 75%. Sobre todo por que la gran parte de ellas ya se están construyendo en zonas de complicada salida hacia la venta.

El suelo bajará entre un 58% y un 88%.

No van a bajar por poner un ejemplo, en igual o parecida medida las viviendas en el centro de las grandes ciudades (que bajan las que menos) contra las viviendas en el litoral mediterráneo (que bajan las que más).

Todos estos datos se han ido basando de los extraídos en la auditoria de Oliver Wyman, es decir no son datos sacados de una chistera, aunque no sabemos si serán los definitivos, pues sobre ellos caerá la decisión política de qué hacer con este Banco Malo. El examen realizado por la consultora se fundamentó en tres pilares: la tasación granular realizada por seis valoradoras nacionales e internacionales, los precios de mercado que se derivan de las últimas transacciones registradas (cuando las haya) y la depreciación estimada de los activos bajo un escenario de estrés de la economía.
Publicar un comentario