30.10.12

Reforma legal para evitar las trampas fiscales en España

Mañana entra en vigor la reforma legal que está encaminada a evitar parte del fraude fiscal en España. Tremendo problema económico en la Europa del sur, que en cuanto sale una ley nueva se estudia por todas las partes pensando en todos los tramposos y defraudadores que saben saltarse las normas como nadie. 

Por cierto, son los asesores de los empresarios, los que saben jugar con esas trampas, como mejor publicidad para tener mejores clientes. Quien es más tramposos está más saturado de trabajo.
Veo la reforma insuficiente aunque es mejor que nada. Increíble que los años de gobierno socialista no se haya trabajado más en estos aspectos.
Personalmente haría desaparecer los billetes de 500 euros e incluso los de 200 euros. Creo que el pago en efectivo hasta 2.500 euros y entre al menos una empresa, lo hubiera convertido en obligación de pagar con cheque o traspaso o ingreso o tarjeta a partir de 1.000 euros y para todo tipo de pago con independencia de quien interviene en el pago.
La reforma de cotización por módulos es básica y otra de las muchas maneras de hacer trampas con facturas falsas que resulta increíble que se haya mantenido hasta la fecha. Es tal el barro en diferentes maneras de cotizar según actividades, que es caldo de cultivo para tramposos. Hay que simplificar brutalmente y dejar tipos de contratos y cotizaciones con un sistema de control básico, sencillo y a la vez eficaz.
Las sanciones son lo de menos mientras no se crezca en el número de inspectores. Se necesitan muchos más economistas con másteres en empresas inspeccionando contabilidades complicadas, y puedo asegurar que se ganarían muy bien su sueldo.
Por otra parte es imperdonable que existen en Europa pequeños territorios muy cercanos que sirvan para las trampas, para esconder y tapar. Evitar esto es sencillísimo si se quisiera. No digo fácil, digo sencillo. Habría que tomar medidas europeas de presión, pues la mayoría de estos diminutos territorios dependen de sus vecinos y están rodeados de ellos. Tienen libertad para poner sus leyes, hasta que se les cierre el espacio aéreo, por poner un ejemplo sencillo. O nos tomamos muy en serio el tema del mercado negro, la economía sumergida, las trampas abusivas, los ricos asquerosos que no creen en su país, o no saldremos bien.
Publicar un comentario