El dinero no desaparece, solo cambia de manos

La mediocridad de los gestores solo sabe encontrar soluciones mediocres ante los problemas. Si se ingresa poco hay que ingresar más o gastar menos. Esto lo entiendo un preescolar.  Y un preescolar sabe también que sobre el papel lo más sencillo es subir todos los ingresos por igual y bajar los gastos que más emplea la sociedad.

Más impuestos indirectos sobre el consumo y menos gastos en lo que más se utiliza. Pero también todos sabemos que esa no es la solución, sino el empobrecimiento. Si en una casa solo gastamos en alimentación básica y utilizamos una dita tipo sudeste asiático pobre, lograremos incluso ahorrar. ¿Pero es eso lo que se merece la sociedad española? ¿así lograremos tener más empleo? ¿el resultado final será una España mejor? ¿nos estaremos acercando a los países europeos de nuestro entorno?
Si para soportar el euro hay que perder un 35% de poder adquisitivo, más del 40% de las prestaciones de la sociedad que teníamos, más del 50% de los derechos laborales, debemos quedarnos sin trabajo y con sueldos para los trabajadores un 50% más bajos que los europeos, lo mejor es salirse del euro.
Este blog siempre ha defendido que España fuera del euro era un drama, un gran error. Pero añado que mantenerse a un precio tan alto no es lo lógico. Todo tiene un precio y España no puede soportar el perder su calidad como país y sociedad, su sistema autonómico y municipal, si mercado de trabajo, por mantener una moneda que no nos ayuda cuando hay dificultades. No podemos convertirnos en un país con peores condiciones sociales y de derechos que las naciones que están fuera del euro, pues entonces lo básico es salirse del euro y volver a una moneda nuestra que podamos devaluar e imprimir según necesidades. Y las deudas exteriores ya las pagaremos cuando se puedan, si es que se pueden.
El miedo social, público, político, como nación, es el más tonto de los miedos que se pueden tener antes de convertirnos en unos parias como sociedad. Si hay que morir lo debemos hacer con el orgullo de defender lo que ya habíamos conseguido, y llevando ante los jugados a todos los que han hecho posible que nos veamos ahora en estas circunstancias. A todos los pasados y presenten que están desmontando el estado de bienestar de España para que unos pocos se enriquezcan. Por que mientras unos muchos nos volvemos más pobres, otros pocos se vuelven más ricos. El dinero no desaparece, simplemente se cambia de manos.
Publicar un comentario