14.4.12

Estudio sobre las personas sin hogar que duermen en la calle

Muchas veces observamos a gente durmiendo en cajeros o literalmente en la calle de nuestras ciudades, los observamos, a lo sumo nos producen lástima y dolor durante unos segundos y continuamos nuestra vida, sea esta como sea. ¿Cuántas personas duermen cada noche sin hogar en una ciudad grande en España?

Barcelona hizo un estudio completo de las personas sin techo, la noche del 8 de noviembre de 2011. Un duro ejercicio realizado por más de 700 voluntarios con la colaboración de la Obra Social La Caixa, que sirvió para comparar las cifras de otro estudio similar realizado en el año 2008 en varias ciudades. 

Esa noche había 2.791 personas sin hogar en Barcelona, un 32,1% más que en 2008 que había unas 2.113 personas.

Del total de 2.791 personas, había 838 personas en la calle, 695 en asentamientos de personas sin hogar (no cuentas los asentamientos ilegales pero fijos y para familias) y 1.258 personas admitidas en diversos lugares públicos o privados de acogida.

En el año 2010 y en estudios de similares características, se detectaron viviendo en la calle en Madrid 596 personas y en Zaragoza 158 personas en comparación de las 695 personas de Barcelona del año 2008. En estos momentos hay estudios en proyecto en estas ciudades para el año 2012.

El perfil de estas personas se mantiene casi fijo. En su inmensa mayoría son hombres, de entre 26 y 45 años, que duermen en cajeros o tapados por cartones en zonas céntricas de las grandes ciudades. Pero si que han aumentado el número de personas que duermen en la calle y que forman familias más o menos completas (casi 180 personas sin hogar forman familias en el año 2011), algo que antes no sucedía pues la inmensa mayoría eran personas solas y se ha producido también un aumento del uso de equipamientos sociales, pues el crecimiento de personas sin hogar se debe a situaciones en las que se quedan fuera de su hogar sin desearlo ni ser una situación buscada o como a veces sucedía antes, por problemas de salud mental, lo que hace que hoy un gran número busquen ayuda de todo tipo, a veces con resultados irregulares por la gran demanda.

Los Ayuntamientos intentan paliar estos problemas así como numerosas entidades públicas o privadas de diversos tipos, pero la presión asistencial en enorme, desbordando a voluntarios en su trabajo y dejando cortos todo tipo de presupuestos para ayudar a personas con problemas. Entre 2 y 5 personas entre cada 10.000 habitantes de una gran ciudad no tienen hogar. Casi el 80% de las personas alojadas en centros son hombres, por poco más del 20% que son mujeres. Pero el total de personas sin hogar está formado por un 90% de hombres y un 10% de mujeres, lo que nos indica además el uso mayor de las féminas de los servicios asistenciales por el contrario de un uso mayor de la calle por parte de los hombres sin hogar.
De las personas observadas en estos estudios, un 35% tiene problema de alcoholismo, un 5% de drogadicción y un 4% con problemas mentales, pero estos estudios sobre todo el referido a problema mentales, es tras un estudio muy elemental sobre el terreno en la misma noche de la recogida de datos. Es previsible que sufran en mucho mayor número problemas depresivos, ansiosos o de personalidad.

Su estado civil y familiar si que tiene un componente importante a la hora de valorar los motivos por los que se encuentran en estas situaciones. Un 34% son divorciados o separados, un 43% son solteros, un 22% son casados y un 2% son viudos. Hay que tener en cuanta que la edad juega en contra de estas personas y que además muchas de ellas al llegar a una edad avanzada terminan recogidos en Residencias de Ancianos u hospitales. Curiosamente hay más casados y divorciados en Zaragoza con respecto a Madrid, pero en cambio los solteros o incluso las parejas se dan más en ciudades grandes como Barcelona o Madrid.

Menos del 40/50% son españoles (depende de ciudades) siendo entre el segmento de los casados donde más se nota la diferencia, al haber muchos más extranjeros que españoles, tres por uno más o menos.
Los motivos que llevan a las personas a dormir sin hogar en la calle se mantienen casi inalterables. Un 75% por problemas laborales o económicos, un 18% por problemas familiares, sumados a un 10% por problema de convivencia admitida con adicciones, o un 10% también con problemas añadidos de legalidad para poder volver a su país de origen o un 5% que por problemas de enfermedad no son capaces de tomar decisiones libremente.
Publicar un comentario