Análisis del papel del Reino Unido en la UE

Solo el tiempo dirá si la decisión del Reino Unido de abandonar los acuerdos de la Cumbre Europea de ayer ha sido una buena o una mala decisión. Ahora mismo Europa no tiene esa unidad política y económica que debería dar la estabilidad que muchos buscas, y aunque se dan pasos para revestir a la unión de una fuerza basada en la cooperación y la convergencia, poco se está haciendo realmente para que lo suceda no sea una clara divergencia entre sus miembros.

Reino Unido se ha tenido que preguntar muchas veces, ¿Qué papel debería tener yo en la UE?

Porque seamos serios, esta unión no es seria. Una unión en donde dos países…, no, perdón, dos presidentes, elegidos democráticamente, sí, pero no por el total de su población y mucho menos por el total de Europa, deciden unilateralmente las políticas que el resto de países debe acatar agachando la cabeza y resoplando por las orejas, no es una unión respetable.

Habrá que decirlo claro y fuerte. España no puede (ni debe) salirse del euro. Por mucho que a día de hoy mi orgullo me lo pidiera, sé perfectamente que todo iría a peor. La moneda única ha podido traer de vuelta, como un bumerang, todo aquello que pensábamos que solo era de ida, pero la seguridad de una moneda fuerte, que lo es, capaz de competir en los mercados con un dólar que, no nos olvidemos, hasta hace cuatro días era hegemónico, es algo de lo que no nos podemos olvidar.

Pero Reino Unido no tiene ese problema. Echarse a un lado no es dar un paso hacía atrás, si no simplemente, hacer algo diferente, y marcar su personalidad. Sin contar también con alinearse con USA.

Con la creación de un gobierno europeo fuerte, las políticas nacionales cada vez tendrán menos peso. Pues bajo una política de estabilización e incluso distribución supranacional, y unas políticas de asignación autonómicas (esperemos que con la eficiencia necesaria, y no lo que se ha hecho hasta ahora), el poder de un “país” como tal, perderá fuelle. Bueno, digo perderá, aunque casi podría decir que está perdido. ¿Alguien puede decirme una política que haya tomado Zapatero o que vaya a tomar Rajoy que salga única y exclusivamente de su equipo de gobierno y no vaya a ser consensuado con autoridades europeas?

No digo que sea algo malo, ni bueno, es lo que es. Y probablemente Reino Unido no esté preparado o, simplemente, no le apetezca, jugar a ese juego. No todo tiene que ser uniones, quizás ese juego es lo que peor a jugado en contra de la Unión Europea, en una búsqueda incontrolable de anexionar cualquier país, cumpliera o no los mismos criterios que se habían impuesto.

Tampoco creo que haya que dramatizar con el tema. Aunque claro, con esa búsqueda en pos de las fotos y las citas que busquen la confianza, más que unas políticas que hagan sus partes, el que Reino Unido se descuelgue no es algo que vaya a generar esa “unión” que, algunos, siguen buscando como locos.
Publicar un comentario