1.8.11

Posible fraude masivo y estructural a Hacienda por empresarios, autónomos y liberales

En Aragón (por poner un ejemplo incluso positivo), los trabajadores y pensionistas aragoneses declaran anualmente 5.400 euros más de media a Hacienda en su IRPF, que los pequeños empresarios y profesionales liberales, un fraude «masivo y estructural» según un informe hecho público este lunes por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Esta diferencia asciende a 7.900 euros si se compara con lo que declaran los microempresarios, como pone de manifiesto la tercera edición del Informe de la Lucha Contra el Fraude Fiscal en la Agencia Tributaria, elaborado por Gestha a partir de la última estadística del IRPF-2009, declarado en junio de 2010. En España, los asalariados declararon una media de 8.300 euros más que los empresarios.

De esta forma, los trabajadores y pensionistas aragoneses declararon el pasado año 18.412 euros de media, lo que supone un 42% más que lo declarado por los pequeños empresarios y los profesionales liberales que obtuvieron unos rendimientos medios de 12.959 euros. Asimismo, los ingresos declarados por los microempresarios se movieron también por debajo del «mileurismo», situándose en una media de 10.503 euros, es decir, los trabajadores y jubilados declaran un 75% más que ellos.

Para el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, «la crisis en 2009 afectó a los profesionales y pequeños empresarios españoles que redujeron sus beneficios». Pero la crisis también afectó a los trabajadores, aumentando el número de desempleados en 1.118.600 personas solo en 2009, agrega. A su juicio, «no es creíble» que durante los últimos 16 años, década de expansión económica incluida, un empleado o pensionista gane de media más que un pequeño empresario, notario, arquitecto, médico o abogado, entre otras profesiones liberales bien remuneradas.

Un hecho que se debe a la existencia de un «fraude fiscal estructural y masivo» entre los autónomos que tributan de media en el IRPF por debajo del mileurismo.

En el primer caso, los datos de Gestha muestran que las mayores diferencias entre las rentas declaradas se localizan en Madrid (10.776 euros), Asturias (9.815 euros), Cataluña (8.765 euros), Cantabria (8.666 euros), Galicia (8.578 euros), Castilla-La Mancha (8.319 euros), Andalucía (7.600 euros), Baleares (7.448 euros) y Castilla y León (7.401 euros). Por el contrario, las regiones donde estas diferencias son menos acentuadas son Murcia (6.871 euros), Comunidad Valenciana (6.480 euros), Canarias (5.984 euros), Extremadura (5.545 euros), Aragón (5.452 euros) y La Rioja (5.401 euros). Si se comparan los ingresos netos declarados por trabajadores y microempresarios, el mayor diferencial se aprecia también en la Comunidad de Madrid (14.782 euros), seguida de Cataluña (10.532 euros), Asturias (8.802 euros), Cantabria (7.983 euros), Aragón (7.908 euros) y Baleares (6.954 euros).
Publicar un comentario