5.12.10

Ni Zapatero ni Rajoy parecen alarmados. Si acaso algo adormilados

El PP y Rajoy al frente han demostrado no estar a la altura de un país que aspira a ser importante en Europa. Es cierto que el PSOE y en concreto Zapatero, está noqueado y falto de reflejos cuando menos, pero es que la imagen de un Rajoy en el aeropuerto canario pidiendo información es cuando menos patética. ¿En serio este político nos va a poder gobernar con eficacia?
Yo me imagino que en Lanzarote —creo que estaba atrapado en Lanzarote— el PP tendrá algún local como sede del partido. Y a su vez Rajoy tendrá contacto directo con todos sus asesores, con Internet y con sus email, a la vez que usará teléfono móvil. Suficientes herramientas para dar una rueda de prensa, una declaración institucional —él también es una institución—, una tranquilizadora opinión que demostrara capacidad de gestión y de análisis, de saber informar más que de solicitar o mendigar información a las cámaras domésticas de un vídeo.
La sensación es patética para nosotros, más todavía para los medios de comunicación europeos que si analizan bien estas situaciones verán que efectivamente seguimos siendo un país bananero, con pocas ganas de mejorar. Mal, muy mal vamos.
Rubalcaba ha ejercido de Presidente, no sabemos todavía bien por qué. Lo ha hecho —creo— bien, ha ganado puntos y seriedad, contundencia y capacidad de gestión en momentos claves, pero ha ocupado —sin saber todavía bien el motivo— el papel que debería ocupar Zapatero en el primer momento crítico en muchos años. Si Zapatero en estos momentos, en que en 35 años se plantea un Estado de Alarma, no sale a hablar a los españoles ¿cuándo piensa que es necesario hacerlo?
Si, respeto mucho a los periodistas y más al Congreso al que acudirá después de cuatro o cinco días; pero más respeto me produce la sociedad y el dominio del tiempo, del tempo político. ¿Dónde se asienta la soberanía en este santo país?, pues eso. No han estado a la altura necesaria y así será complicado salir de crisis de todo tipo y nombre. Necesitamos otro tipo de políticos en el PSOE y en el PP. Y sin duda en el resto de partidos políticos, que no han dicho —casi— esta boca es mía.
Publicar un comentario