En plena crisis, hay superávit de la Seguridad Social en España

La Seguridad Social tuvo un superávit de 10.077 millones de euros desde enero de 2010 hasta octubre de 2010, lo que supone un 28% menos con respecto al mismo periodo de 2009, según informó el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Pero aun con la crisis afectando con su mayor crudeza, la Seguridad Social tuvo superávit, más ingresos que gastos. Y hay que decirlo alto y fuerte, sin miedos y para que se sepa en Europa.

Este superávit, que representa el 0,96% del Producto Interior Bruto (PIB), fue resultado de unos ingresos de 102.641,52 millones de euros, que disminuyeron el 0,87%, frente a unos gastos de 92.564,36 millones de euros, que…
aumentaron el 3,37%. Los gastos previstos que todavía están pendientes de imputación presupuestaria se cifran en unos 1.000 millones de euros, lo que implica una disminución del superávit, aunque muy pequeño.

En términos de caja, los ingresos alcanzaron los 98.761,06 millones de euros, el 2,18% menos en tasa interanual, mientras que los pagos aumentaron el 3,43% hasta los 92.402,6 millones de euros.

Del total del gasto no financiero de la Seguridad Social, el 91% por ciento, 84.253,25 millones de euros, fue por prestaciones económicas a familias e instituciones y, dentro de este concepto, la mayor partida, 81.252,97 millones, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, que crecieron el 4,26% en un año. Dentro de estas prestaciones contributivas, a las de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares se destinaron 74.161,4 millones de euros, un 5,09% más que en el mismo periodo de 2009. Las correspondientes a maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo sumaron 1.891,45 millones, un 0,05% más, mientras que las prestaciones por incapacidad temporal descendieron el 5,29% hasta 4.739,51 millones. En cuanto a las pensiones y prestaciones no contributivas, a finales de octubre, sumaron 3.000,28 millones de euros, el 3,32% más que hace un año; de ellas, las destinadas a prestaciones familiares supusieron 1.188,55 millones de euros, el 6,49% más.

Los gastos de gestión de la Seguridad Social (personal, corrientes en bienes y servicios e inversiones) disminuyeron el 3,64% respecto a los diez primeros meses de 2009. Con respecto a los ingresos, las cotizaciones alcanzaron los 87.892,91 millones, 0,81 puntos porcentuales menos.

En este ejercicio, la Seguridad Social prevé ingresar 107.376,63 millones de euros por cotizaciones sociales, de tal forma que los ingresos por este concepto representan a finales de octubre el 81,85% del total previsto para 2010. Las transferencias corrientes sumaron 10.599,12 millones, un 2,46% más y los ingresos patrimoniales alcanzaron los 2.437,15 millones, especialmente por los intereses generados por la cartera de valores del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, señaló que se concluirá el ejercicio presupuestario con superávit a pesar de la paga que se dará a los pensionistas a finales de noviembre y a la de enero por la desviación de inflación.

Granado añadió que la Seguridad Social será la única administración pública que acabará el año con superávit y dijo que los pensionistas y trabajadores "saben que la salud financiera" del sistema es una "garantía de solidez que ha sido reconocida por los organismos internacionales".

Publicar un comentario