Hay que evitar el ostracismo de España ante Europa

El editorial de hoy (16/05/2010) de el periódico El País es duro para el PSOE y el PP, pero clarificador de la actual situación. No se trata de derribar sino de construir desde los escombros del hoy. Recomiendo leerlo aquí.

Estamos mal, el déficit puede no ser enorme pero si tóxico y complejo, la falta de liderazgo político en España es preocupante, pero si todos remamos en aguas revueltas a favor de cada dirección personal, las aguas no se calmarán nunca. De esta saldremos, pero nadie sabe en qué condiciones. Lo que si sabemos es que parte de esas condiciones nos vendrán impuestas desde Europa y que el resto más parte de aquellas, serán reacciones a nuestra actitud grupal como sociedad. Los españoles deben estar por encima incluso de España, pues somos los que ahora nos toca tomar las decisiones que harán posible esa España del siglo XXI. Será mejor o peor, pero será lo que nosotros ahora queramos que sea. Así de sencillo y a la vez así (casi) de imposible.
Zapatero y el PSOE ya están amortizados en el Gobierno, pero mientras no llegue un nuevo recambio, sea el que sea, hay que remar en una misma dirección, y personalmente creo que la única posible es Europa. Estamos en el camino bueno, pero con grandes baches. Europa nos ha ayudado en años anteriores, hasta convertirnos en un país serio e importante. Ahora toca apretarse los machos, si reaccionamos en el corto plazo, pagaremos en el medio los errores. Todo tipo de obras en casa producen polvo e incomodidades. Nosotros decidimos.
Publicar un comentario