En Teruel la multa de tráfico más cara pasará de 1.500 a 20.000 euros

La cuantía máxima de las multas de tráfico se incrementará en Teruel de los 1.500 euros actuales a 20.000 a partir del próximo día 25 de mayo de 2010, de acuerdo a la revisión de las tarifas publicada en el Boletín Oficial de la provincia el pasado día 6.
Mientras que las infracciones leves se sancionan con una penalización de hasta 90 euros, las graves hasta 300 y las muy graves hasta 1.500, tras la revisión, los importes se elevarán a unos máximos de 100, 500 y 20.000, respectivamente. La multa más baja, de 24 euros -por circular en un vehículo una persona más de las permitidas, por ejemplo-, se eleva a 40 porque, debido a su bajo importe, la tramitación resulta antieconómica para el Ayuntamiento.
Actualmente, la multa más elevada -1.500 euros- se reserva a los propietarios de vehículos que, en caso de una infracción cometida por su automóvil -normalmente, excesos de velocidad detectados por radar-, argumentan que no eran los conductores pero no los identifican. A partir del día 25 la penalización máxima -20.000 euros- se aplicará a quienes realicen obras en calles o plazas sin autorización o sin la señalización correspondiente, con el consiguiente peligro de accidentes de circulación.
Entre las infracciones que experimentan un mayor agravamiento de la multa con la actualización del cuadro de sanciones, destaca la instalación de inhibidores del radar o de otros sistemas de vigilancia del tráfico. Mientras que, actualmente, esta práctica se cataloga como grave y se penaliza con una multa de 150 euros, a partir de la revisión tarifaria se considerará muy grave y costará de 3.000 a 6.000 euros.
Las multas más baratas de entre las leves, de 24 euros, se elevarán a 40, un 67% más. El edil explicó que, en estos casos, con su cuantía actual, "el importe de la sanción no cubre los gastos de tramitación" si el pago no se efectúa de forma voluntaria.
Las sanciones más frecuentes en la ciudad, por estacionamiento indebido, pasarán en la mayor parte de los casos de 92 a 200 euros. En este supuesto se encuentra, por ejemplo, estacionar impidiendo la salida de coches aparcados correctamente o el acceso a cocheras señalizadas, dos infracciones graves.
La nueva regulación de las sanciones prevé también una rebaja del 50% del importe si el infractor las abona en los quince días siguientes a la notificación. El descuento es, actualmente, del 30%, aunque se puede aprovechar en los 30 días siguientes a la comunicación. Luis Muñoz opinó que el incremento de la rebaja por abono voluntario inmediato pretende mantener el poder sancionador al mismo tiempo que se mejora la eficacia recaudatoria.
Publicar un comentario