7.3.10

Carry trade y el Yen Japonés. Explicación.

Las diferentes economías, con sus diferentes particularidades a nivel financiero, junto a la globalización y al movimiento internacional de capitales, ofrece una larga gama de posibilidades para aquellos inversores que quieran ganar dinero utilizando los desequilibrios nacionales de los diferentes países.

Una oportunidad es la de usar la técnica del Carry Trade.

¿En qué consiste esta técnica? Básicamente consiste en ganar dinero utilizando las divisas internacionales. Y si a ello le sumas los diferentes tipos de interés, las sumas de dinero pueden ser respetables.

Ejemplifiquémoslo:

Estamos en 2003. En Japón, los tipos de interés están muy bajos, supongamos que están con un tipo del 0,50%.

Pedimos 130.000.000 yenes a un banco de allí. Y los cambiamos por euro. Al cambio tendríamos 1.000.000 de euros.

Ahora invertimos esa cantidad en algún banco europeo, donde tendremos tipos de interés de entre el 2% al 4%. Supongamos que conseguimos invertirlo al 4%.

En un año conseguimos 1.040.000 euros. Ya es 2004. Supongamos que tenemos que devolver el préstamo que pedimos. Como el tipo de interés es del 0,50%, tenemos que devolver 130.650.000 yenes. Al cambio, que ahora es de 140 yenes por euro, tenemos que cambiar 933.215 euros.

Conclusión, hemos obtenido 106.785 euros de beneficio. Así, sin más. En un año.

Así que sí, es una técnica muy lucrativa.

A lo largo del tiempo, no hay por que devolver los prestamos al año, con lo que es muy posible que sigamos invirtiendo y pidiendo créditos a Japón.

Consecuencias: Como estamos pidiendo Yenes al sistema Japonés, y los cambiamos por euros, lo que estamos haciendo es devaluar el Yen. Es decir, que cada vez se necesitaran más Yenes para obtener un euro. Lo cual es aun más lucrativo.

Esto además beneficia a Japón, por que sus productos le salen muy baratos y competitivos en el exterior, y puede tener un superávit en su cuenta corriente.

Otras consecuencias históricas: Como vemos en el gráfico:


Hubo una caída del tipo de cambio a mediados de 2008. ¿Por qué?

Una de las explicaciones que he leído por ahí, la cual me ha animado a escribir esto, es justamente por el Carry Trade.

El hecho de que estallara la crisis hizo que los tipos de interés de medio mundo bajaran a mínimos. Se desincentivo la inversión por la crisis, y además la poca que se hacía ya no se sustentaba en juegos internacionales. Ya no existían esos grandes diferenciales entre los tipos internacionales de los países.

Por otro lado, se creía que la moneda japonesa era muy fuerte, por lo que pasaron dos cosas:

- Muchos inversores pidieron Yenes para resguardarse de los posibles bandazos del dólar y el euro.

- Al dejar la técnica del Carry Trade, se dejaron de camiar yenes por euro, y se empezó a pagar las deudas que había con los bancos. Eso quiere decir, un aumento de la demanda de Yenes.


Todo aumento de demanda aumenta el precio del producto, y el Yen se apreció. Y se apreció tanto, que ahí podemos ver los estragos que causó. (Apreciación del Yen con respecto al euro, menos Yenes para obtener un euro, de ahí que sea una bajada).

Eso ha hecho bastante daño a su balanza comercial. Ahora es mucho más caro comprarle a Japón.
Publicar un comentario