20.2.10

Altos beneficios de Ibercaja en 2009, año de la crisis

Ibercaja logró en 2009 unos beneficios de 143,7 millones, tras destinar a dotaciones adicionales 89 millones, lo que supone un 34,5 por ciento menos que en 2008, cuando ascendió a 219,6 millones de euros.
En 2009 el Grupo Ibercaja ha ganado cuota de mercado en todas las líneas de negocio, tanto en crédito como en recursos, si bien, como aspecto negativo ha destacado el poco crecimiento de la actividad del entorno financiero, según ha explicado en rueda de prensa el presidente de la entidad de ahorro, Amado Franco, quien ha comparecido junto al director general, José Luis Aguirre, antes de la Convención de Directivos que ha reunido a unas 1.300 personas. El beneficio recurrente en el pasado año ha ascendido a 248 millones, un 20,85 por ciento más, fruto de la intensa actividad financiera minorista.

Franco ha destacado la solvencia de la caja, que ha elevado hasta el 8,78 por ciento el capital básico (el segundo entre las quince mayores entidades), mientras que la tasa de morosidad se ha situado en un 3,34 por ciento, un 34 por ciento menor que la media, con una tasa de cobertura del 77,34 por ciento

El volumen de actividad ha sido de 82.414 millones de euros, un 3,3 por ciento más que en 2008, con un crecimiento del crédito a clientes de un 3,75, hasta 33.609 millones de euros, y de recursos del 2,99 por ciento hasta los 48.804. Durante el pasado año se concedieron más de 110.000 operaciones de créditos y 'leasing' por un importe de 7.326 millones de euros. El préstamo a empresas creció un 8 por ciento y un 65 por ciento la concesión de hipotecas, con la firma de 28.000 préstamos individuales.

Unos datos que demuestran que la caja ha sido competitiva y que tanto en volumen de caja, con 82.400 millones de euros, como en ahorro de clientes, con 55.000 millones, está "por encima del mercado", ha destacado Luis Aguirre. Respecto a la evolución de los márgenes, el de intermediación -diferencia entre ingresos por créditos y gastos por depósitos- mejoró el 3,96 por ciento, hasta 694,2 millones de euros, y el ordinario -que incluye comisiones y operaciones financieras- alcanzó 912,5 millones, el 1,9 por ciento más en relación a 2008. El margen de explotación o típico bancario registró un aumento del 8 por ciento, hasta 445 millones de euros.
Publicar un comentario